Asociación ADAN – Un día como hoy, 14 de junio,…. pero del 2011, Aurora Canessa llegaba a la Marina de Horta

Un día como hoy, 14 de junio,…. pero del 2011, Aurora Canessa llegaba a la Marina de Horta, primer puerto a tocar en su cruce del Atlántico en solitario convirtiéndose en la primer mujer en cruzar el Atlántico en solitario. Aurora fue recibida por otro Asociado de ADAN, Enrique Celesia que había llegado un par de días antes, llevando un barco. Aurora pinto la bandera del Shipping dejando en Horta testimonio de su paso y luego fueron a dejar los gallardetes y bandera argentina y tomar algo, en el bar de Peter, otro hito de la isla.

Dejamos el mensaje recibido de Aurora de esa navegación..

Son las 08:30 horas del martes 14 de junio – Estoy a 8 millas de la Marina de Horta. Tengo a la vista todo Faial, el volcán, las casas, el verde que hacía rato no veía, etc. Es una emoción extraoirdinaria. Voy con Genoa y motor a 4 / 5 nudos, en un par de horas estoy tomando amarra.

Navegué toda la noche con motor y genoa, no quise levantar mayor porque no iba a mejorar mucho la navegación y estoy muy cansada, no dormí nada.

Tengo lista la maniobra para el atraque, los cabos, defensas listas en ambas bandas, todo ordenado y limpio en cubierta,; en el interior ordené, limpié, preparé la ropa que tengo que lavar, todo prolijo y presentable, hasta prendí un sahumerio para alejar el olor a humedad. Yo me volví a bañar y lavar el pelo, estamos los dos listos para el arribo.

Esta mañana temprano tomé ” el último café” y agoté absolutamente todos los víveres, no queda nada de nada.

Me llamó Sebastián Kosiura del catamarán Begonia, está con Enrique Celesia en la marina esperando mi llegada, es lo más lindo que me puede pasar, que seres queridos me reciban y tomen el cabo de amarre.

Como de costumbre el primer mensaje fue de Pato, muy emocionado, él me ayudó muchísimo para que pueda realizar este viaje, Gracias Pato. También vuelvo a agradecer a los Tres Mosqueteros, Marcelo, Roberto, Pichón que tan bien me guiaron para zafar de los dos terribles temporales.

A todos los chicos del Call Center de Tesacom, que tan cariñosamente me atienden y cubren mis comunicaciones.

Estamos casi arribados, el Shipping y Yo, luego les cuento de mis reflexiones, emociones y sentimientos…